Make a blog

stricklandzqvseotdpzablog

1 year ago

FCS Networker Portavelas De Sal (7)

Portavela De Sal Natural



Las Lámparas y Portavelas de Sal del Himalaya permiten anular los iones positivos merced a que producen iones con carga negativa que favorecen el equilibrio. Dado que la estructura cristalina de la sal cristalizada está equilibrada sus 84 minerales se encuentran interconectados en una estructura harmoniosa. La sal de roca también resulta un pobre sustituto de la sal cristalizada del Himalaya. Mientras que la sal de roca está más íntegra y tiene más valor que la sal de mesa industrial, tanto del punto de vista tanto biofísico como del bioquímico, tiene poco valor.



Rodear el cuello del bote con la puntilla fucsia (despegar la tira adhesiva y pegar como si fuera celo). Para teñir la sal: coger un bolsita de plástico, tipo bocadillo, y meter en ella la blog aqui href="http://www.elcorazondegaia.com/30-lamparas-de-sal-himalaya-selenita">Fuente del articulo sal y una gota de colorante alimentario en gel. Como Missa lo hago con tizas de colores, es como siempre y en toda circunstancia lo he hecho con niñas/os en los talleres. Su número es el cuatro, asociado a los planos de manifestación (espiritual, mental, astral y físico), a los cuatro elementos (Fuego, Aire, Agua y Tierra), a la cruz que conforma la materia y nos ata a la realidad. En los mazos de tarot El Emperador aparece como un hombre sentado en un trono, seguro de sí mismo y de sus logros.



Pero estoy en parte conforme con sus detractores en que tampoco habría que atribuirle más ventajas de las que a nivel científico tiene. Interesantes son la sal roja de Hawai, impregandas de lodos naturales arcillosos que le confieren este color tan atractivo, la sal negra, que consigue este color por la adición de carbón activo procedente de rocas volcánicas, y que se vende por su poder antitóxico del carbón.



A lo largo de los últimos años este tipo de sal se ha puesto muy de moda, tal vez por su bonito tono rosado, pero sobre todo por la gran publicidad que se le ha dado, atribuyéndole propiedades seguramente algo exageradas. Para empezar, esta sal no procede del Himalaya, sino más bien eminentemente de Pakistan y de América Latina. Brincó a la fama durante los años noventa asegurando contener los 84 elementos esenciales para el organismo y su uso se ha extendido no solo al ámbito culinario, sino más bien también a la cosmética aun a la fabricación de lámparas de sal del Himalaya. Se recolecta con métodos tradicionales y de forma artesanal en el mediterráneo y el atlántico.

El reputado Instituto Frezenius en Europa examinó los cristales de sal del Himalaya, y comprobó que además de los abundantes minerales traza contiene potasio, calcio y magnesio que ayudan al cuerpo a alcanzar el equilibrio restaurando fluidos, tal como a recargar las reservas de electrolitos cuando se suda mucho. Por todo ello, la sal marina hoy en día no resulta tan saludable como lo era en el pasado. Al mirar la sal marina bajo un microscopio vería que tiene estructuras cristalinas irregulares y apartadas desconectadas de los elementos naturales que las rodean. La ganancia neta del cuerpo es pequeña en comparación con la gran pérdida de energía.